Vive las sobremesas navideñas en armonía 2


¡Christmas is comming…!

 

Los especiales acontecimientos de este año 2017 me han llevado a reeditar este artículo que escribí las navidades pasadas.

Creo que estas Navidades, más que otras veces, nos va a costar a todos un poco más mantener la armonía en las comidas y sobremesas navideñas.

Si somos los anfitriones, es nuestra responsabilidad establecer unas normas básicas de convivencia en la mesa. El objetivo es evitar que las conversaciones se desmadren, suban de tono y tú o tus invitados estéis incómodos.

Es tu casa. Si no te gusta el tono que adquiere una conversación, córtala por lo sano.

Si por el contrario somos los invitados, puedes pedir que cambien de tema.

Y si ves que no te hacen mucho caso, levántate de la mesa y ayuda a recoger platos, o a servir… muévete y haz cualquier cosa que te desconecte mentalmente y emocionalmente de lo que se está hablando allí. No tragues con lo que no quieres.

 

Las luchas de egos no sirven de nada

Se supone que las comilonas navideñas son momentos de armonía familiar. Pero por experiencia sabemos que la mayoría de veces no ocurre así.

discusión

Las discusiones en la mesa pueden acabar… mal

Una reunión familiar con gente con la que no conectas, puede resultar muy tensa para ti. Las opiniones sobre un tema pueden ser muy dispares y cualquier comentario inocente puede ser el detonante de una discusión.

Y una discusión es terreno abonado para que salten los egos más fuertes de la familia, unos atacando y otros defendiendo… pero sin ningunas ganas de “ser convencidos” por los argumentos del otro.

Son, por tanto, conversaciones estériles que no harán más que quitarte energía y dejarte agotad@.

 

Mami, ¡prepara el chubasquero!

Los banquetes familiares están llenos de opinólogos/as expertos.

Son personas que, hable de lo que se hable, se creen expertos en cualquier tema y emiten sus opiniones de forma categórica y vehemente, sin darte espacio para la réplica.

ponte el chubasquero

Ante opinólogos…modo chubasquero ON.

Unas de las principales afectadas por la opinología son las madres recientes (yo lo soy este año, pero ya me pillan con experiencia 😉 )

Una primeriza es carne de cañón para que todas las mamás expertas presentes en la sala le den su opinión (no solicitada, evidentemente) sobre la mejor manera de criar al bebé. Haciendo que la madre se sienta incómoda, insegura, molesta y normalmente aguantándose las ganas de soltar una bordería. 😉

En estos casos yo recomiendo ponerse en MODO CHUBASQUERO:  todo me resbala.

Estas actitudes son patrones tóxicos inconscientes que se repiten mucho dentro del clan familiar. Las personas creen estar ayudando, pero la emisión de opiniones sobre nuestros hijos son temas muy sensibles.

Si tú eres de las que da consejos a las primerizas sin haberlos pedido, piensa que puedes estar haciendo a la otra persona más mal que bien.

 

Y tras las sobremesas, restaura tu energía

Una vez llegues a tu casa tras una reunión familiar puedes notar que estás bastante cansado/a o apático/a. Incluso que estés de mal humor.

Estos son unos pequeños trucos post-comilonas que puedes hacer para restaurar tus niveles de energía y sentirte mejor:

  • No pongas la tele. Baja las luces, quítate los zapatos, enciende velas y ponte una música tranquila y suave.
  • Sostén entre tus manos una pieza de turmalina negra o de obsidiana. Eso descargará el exceso de energía que puedas haber absorbido y te enraizará a Tierra.
  • Medita durante un rato. Simplemente se trata de estar con los ojos cerrados sintiendo tu respiración y prestando atención a tu cuerpo.
  • Date una ducha, frotándote con sal gorda y con unas gotitas de aceite esencial de lavanda. Es un limpiador energético muy potente.

 

¡TE DESEO UNAS ARMÓNICAS Y ENERGÉTICAS FIESTAS!

Con amor,

maribel bernal

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"


Responder a Mari Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Vive las sobremesas navideñas en armonía