El Tigre, la Tortuga, el Fénix y el Dragón 4


Imagen de Sarah Richter en Pixabay

¿En qué se parecen un tigre, un dragón, un fénix y una tortuga?

Esto que a la mayoría de los occidentales nos podría parecer el inicio de un chiste, para la cultura oriental representa nada más ni nada menos que el chi personal.

¿Qué es el chi personal?

Si consideramos la palabra «chi» (o «ki») como energía, el chi personal sería el campo de energía que envuelve tu cuerpo.

Hace unos meses que estoy leyendo sobre Feng Shui, con la intención de incorporar aquellos conceptos que me resuenen en las armonizaciones energéticas, o simplemente para mejorar mi día a día.

Y estoy gratamente sorprendida, la verdad.

Pensé que estudiar Feng Shui sería costoso y denso, pero encuentro que todo tiene bastante lógica.

Obviamente hay cosas que todavía no entiendo, pero como el saber no ocupa lugar, yo sigo intentando entender… o más bien trato de conectar… los conocimientos de diferentes culturas para extraer de ellos lo esencial, lo que las une.

Porque energía solo hay una. Denominaciones, muchas 🙂

Y el concepto de los 5 animales me resonó muchísimo y le encontré toda la lógica del mundo. En este artículo voy a intentar resumir en qué consiste. Y cuando lo leas te darás cuenta de que lo has estado aplicando inconscientemente toda tu vida.

Este concepto se basa en que la energía que te envuelve interactúa con tu entorno, y para que tú te sientas a gusto se necesita que existan unas condiciones específicas delante tuyo, detrás, a tu derecha y a tu izquierda.

Esas cuatro condiciones vienen representadas por cuatro animales:

El Fénix

El fénix representa el campo de energía que tienes ante ti. El fénix es expansivo, necesita espacios abiertos y abarcar el mayor campo de visión posible.

Por eso nos sentimos más a gusto cuando podemos sentarnos en un lugar donde tengamos delante el máximo espacio posible. Para poder ver quién entra por la puerta, quien se mueve por la habitación y qué hace, sentir que no queda ningún rincón fuera de nuestra vista…

Eso nos da seguridad, nos sentimos fuertes y nuestro fénix está a gusto.

La Tortuga

Representa nuestro campo energético posterior, el que queda a nuestra espalda.

La tortuga nos brinda la protección de su caparazón, de forma que si nos sentamos en un lugar donde tengamos detrás algo que nos «proteja» (un sillón de respaldo alto, una pared, un mueble alto) estaremos en sintonía con ella.

Nos sentiremos más protegidos, más cubiertos, más cómodos.


¿Verdad que no te sentirías tan bien si detrás de tu silla hubiera una puerta abierta?

El Tigre

A diferencia de los dos anteriores (que para mi cayeron por su propio peso) los otros dos animales me costaron más de integrar.

Tampoco estoy segura de si el sistema es igual para diestros que para zurdos (si alguien lo sabe que lo indique en los comentarios, please).

El Tigre es el campo energético de tu derecha, es el que te acompaña aportándote solidez y haciéndote tocar de pies en la tierra.

Podría estar representado por un mueble bajo, un puf, un baúl, un objeto pesado y bajo que nos transmita esa sensación de enraizamiento.

El Dragón

El dragón representa el chi de la izquierda, que busca la ligereza y la verticalidad, representando así la inspiración, las nuevas ideas, los nuevos horizontes.

Para estar en sintonía con ese chi, podríamos intentar tener a nuestra izquierda algún objeto que nos transmita sensación de ligereza y no sea sólido y pesado (como el tigre).

Podría ser una planta, una fuente, una lámpara de pie, una cortina de tela ligera, una escultura o cuadro inspirador…

El quinto animal

Y te preguntarás… «¿dónde se sitúa el quinto?«

Pues el quinto animal, que está en el centro representando a la propia persona, es la Serpiente.

Y si el tigre y el dragón me costaron de integrar, ésta última ya ni te cuento. 😉

Así que dejo a tu imaginación el sentir cómo y por qué representa una serpiente al ser humano. Yo todavía ando ahí, dándole vueltas al tema…

Un abrazo fuerte y Mucha Luz 🙂

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 ideas sobre “El Tigre, la Tortuga, el Fénix y el Dragón

  • Laia

    A mí me hace pensar en la energía Kundalini y en que las serpientes son altamente perceptivas… el hecho de que se muevan reptando por el suelo las hace sensibles a cualquier tipo de vibración ¿y cómo encaja todo esto con lo de representar al ser humano como una serpiente? pues en el hecho que todos tenemos una parte de cerebro reptil, así que igual que las serpientes, podemos percibir diferentes estados de energía, sólo que en nuestro caso solemos procesarlo inconscientemente y ellas lo registran de forma consciente.