Minerales falsos y cómo detectarlos


En el mundo de la venta de minerales cada vez es más habitual encontrarnos con minerales falsos o sintéticos.

Minerales falsos

Rubíes artificiales, a la venta en una web de productos de exportación.

 

La ley de la oferta y la demanda

Es inevitable: la escasez de la materia prima hace aflorar este tipo de productos para poder satisfacer la creciente demanda del mercado. Países como China se están apuntando al carro del filón económico que representa la fabricación y venta de minerales falsos o artificiales.

No obstante, los establecimientos honrados y de confianza no deberían tener ningún reparo en informar al comprador si un mineral es auténtico o falso. Ante la duda, pregunta siempre a tu vendedor. Y si aún así no te convence, mejor no lo compres.

Lo realmente importante es ser consciente de qué es lo que estás comprando.

 

¿Estética o energética?

Aunque no siempre que deseamos adquirir uno necesitamos que sea natural; a veces un mineral nos gusta simplemente por su forma, su color, sus brillos… y punto. Y nos da igual que sea un mineral falso.

Pero otras veces necesitamos que el mineral sea auténtico porque nuestro interés va más allá de sus características estéticas: buscamos beneficiarnos de SU ENERGÍA. Y un mineral sintético, por muy bien conseguido que esté, nunca nos podrá ofrecer el mismo beneficio vibracional que un mineral natural.

 

Los minerales falsos más habituales

Los cuarzos “aqua aura”, “angel aura”…

En el caso de los cuarzos “aura” existen dos tipos; en ambos interviene la mano del hombre pero de diferente manera:

  • Los cuarzos “aura” alquímicos: se irradia cuarzo hialino con titanio, oro u otro elemento. Los átomos de la superficie del cristal quedan irradiados químicamente y esa alquimia es la que produce el cambio de tonalidad y los brillos. Si se rasca la superficie del cristal el color no cambia.
  • Los cuarzos “aura” tintados: se pinta la superficie del cristal con el color deseado. Si se rasca la superficie, la capa de color se elimina con facilidad.

Como puedes suponer, la calidad de uno u otro es diferente y por tanto el precio también.

 

Ópalos

El ópalo auténtico es uno de los minerales más escasos del mundo. Suele presentarse en forma de inclusiones dentro de otras rocas, y se caracteriza por tener en su interior múltiples destellos de colores.

Ópalo de fuego

Imagen extraida de: www.forodeminerales.com

 

Existe un tipo de mineral artificial llamado opalina que a veces se intenta hacer pasar por ópalo, pero no lo es. Es un cristal de un brillo lechoso con suaves tonalidades de colores que van del amarillo al azul. Es muy llamativo y se usa mucho en bisutería por su bonito aspecto, pero no es ópalo.

 

Turquesas

Las turquesas auténticas son bastante caras. Por eso, el precio es una pista de la que te puedes fiar a la hora de adquirir una turquesa: si son muy baratas, desconfía.

Para falsificar una turquesa se tiñe de azul un mineral llamado howlita blanca. A veces las piezas teñidas resultan con un color demasiado azul pitufo; ésta es una característica por la que también puedes reconocer las falsificaciones.

La turquesa auténtica tiene una superficie irregular y presenta una especie de “venas” de color grisaceo.

 

Citrinos

El citrino natural es escaso. Pero la demanda es mucha. Los proveedores de amatista encontraron un filón cuando descubrieron que calentando este mineral a una cierta temperatura adquiría un tono amarillo-dorado muy similar al citrino.

Desengáñate: la mayoría de los citrinos que encontrarás en el mercado son amatista calentada.

 

cuarzo citrino natural y cuarzo citrino falso

Imagen extraida de: www.forodeminerales.com

Podrás reconocer un citrino artificial por su intenso color: generalmente más oscuro en las puntas, casi de tonalidad naranja-marrón.

El auténtico citrino es de un amarillo pálido y ceniciento, bastante parecido al cuarzo ahumado.

 

Más falsificaciones

Si quieres profundizar más en el tema de los minerales falsos, esta guía te ayudará a identificar los más habituales. Además, ¡las fotos que contiene son estupendas!

 

Espero que hayas disfrutado de la lectura. Y si quieres comentarme algo al respecto, te espero abajo en los comentarios. ¡Me encantará leerte!

Con amor,

maribel bernal

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *