¿Las respuestas del péndulo son fiables?


Lo que más me gusta de hacer Armonizaciones son dos cosas:

  1. Que en cada experiencia aprendo algo nuevo. 
  2. Que el péndulo no vacila al decirte que estás haciendo algo mal.

La mayor duda que tienen los alumnos cuando empiezan a usar el péndulo es ¿cómo sabré si lo estoy haciendo bien o si me estoy inventando las respuestas?

Y yo les digo: si estás bien centrado no hay sugestión posible.

A veces el péndulo te dice cosas que no quieres oir. ¡Y eso es muy bueno! De hecho, es lo mejor que te puede pasar.

¿Cómo puedo estar seguro de que las respuestas del péndulo son fiables?

Recibir una respuesta que no esperabas es una manera de verificar que no te estás inventando las respuestas. Que no oyes lo que quieres oir. Que tu mente no te está sugestionando.

Y es una buena lección de humildad, también.

Cuando estudiaba informática teníamos un dicho: “si cuando estás programando te sale todo bien a la primera, es que algo has hecho mal”.

Para garantizar la fiabilidad de las respuestas del péndulo, y basándome en mi experiencia usándolo en los ámbitos más diversos, te recomiendo seguir las siguientes pautas.

Mis 4 normas básicas en radiestesia

  1. No usar el péndulo si estás nervioso/asustado/ansioso/preocupado… vamos, en un estado emocional alterado.

  2. No usar el péndulo si has bebido alcohol o tomado drogas, estás físicamente cansado o enfermo.

  3. Desapégate al máximo de la posible respuesta que pueda salir. No tengas expectativas.

  4. Dedica el tiempo suficiente en pensar y hacer la pregunta correcta.

El punto 4 parece el más difícil, pero con práctica se consigue sin problemas.

Preguntar es la manera de aprender

En una vivienda me encontré en una situación curiosa.

Tuve que estar preguntando al péndulo durante un buen rato qué estaba ocurriendo.

Porque no era lo habitual.

Lo habitual es que después de armonizar el agua y las fallas, el campo magnético de la vivienda llegue a subir hasta aproximadamente un 90 sobre 100.

Y esta vez no era así. Solo subía hasta el 40%. ¿Qué estaba pasando?

Alguna interferencia más tenía que encontrar…

Y vuelta a medir, y venga a preguntar, una y otra vez… ¿me he dejado alguna corriente?, ¿estoy lo suficientemente centrada?

Hasta que se me ocurrió preguntar: ¿hay una geopatía fuera de la vivienda que está perturbando el campo magnético?

¡BINGO!

En este caso, una falla geológica cruzaba longitudinalmente por la acera, casi rozando el muro de la vivienda.

No la llegaba a tocar, lo cual explica por qué no la detecté en la inspección con las varillas en el interior de la vivienda.

Pero aún así, estaba afectando negativamente al nivel de energía en el interior de la casa, e impedía que subiera el campo magnético a su nivel óptimo. 

Contrariamente a lo que yo esperaba encontrar (un 90% de campo magnético) el péndulo me insistía en que el valor era del 40%. Y por más que yo preguntara, no se movía de ahí.

Cuando armonicé los extremos de la falla más cercanos a los muros laterales de la vivienda, volví a preguntar al péndulo.

¿Cuál es el campo magnético de la vivienda?

Ahora si. El 90%.

Para mi, este es un buen ejemplo de cómo el péndulo te puede ayudar a aprender cosas nuevas en cualquier situación.

Solo hay que perseverar en hacer las preguntas correctas.

Si estás bien centrado en tu corazón, emocionalmente desapegado del resultado, receptivo y mentalmente abierto a lo inesperado, las respuestas llegan solas.

Así que si estás empezando en el mundo de la radiestesia y tienes dudas sobre si las respuestas del péndulo son fiables, prueba a seguir estas pautas. ¡Te sorprenderás!

Y si quieres comentar algo al respecto, escríbeme en los comentarios. ¡Te espero!

Con Amor,

maribel bernal

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *