Magia negra, magia blanca y libre albedrío


magia blanca

El ser humano es creador. Creamos nuestra realidad en base a nuestros pensamientos y emociones. Este poder puede obrar milagros, literalmente… aunque como todo en esta vida puede usarse tanto para bien como para mal.

 

La magia negra

La magia negra se conoce como el uso de oraciones o rituales en los que se desea conscientemente hacer mal al prójimo.

Es, por desgracia, el uso de la magia más común y cuya existencia es más aceptada socialmente, al estar ligada incluso a algunas religiones en el mundo.

En estos rituales se pueden llegar a manipular entidades o seres neutrales (como los elementales de la Naturaleza) para usarlos con fines oscuros. Es también posible invocar a seres más avanzados, pero que están en “el lado oscuro”, para dar más fuerza a este tipo de prácticas.

 

“¿Quieres que el amor de tu vida vuelva a tu lado?”

En ocasiones la magia negra se disfraza de buenas intenciones.

Me viene a la cabeza el típico anuncio de “¿quieres que el amor de tu vida vuelva a tu lado?”. Para mi, eso entraría dentro del saco de magia negra.

¿Y por qué?

Porque viola el principio del libre albedrío que todos tenemos. Tú tienes libre albedrío para desear una nueva pareja, rehacer tu vida sol@ o reconquistar a la que tuviste.

Pero en el momento en que realizas un ritual/petición/oración para que la otra persona haga lo que tú quieres, estás interfiriendo en su libre albedrío.

Y en los casos más graves de magia negra, ese libre albedrío se ve gravemente bloqueado mediante lo que se conocen como amarres o cadenas.

Piensa que lo que hagas el Universo te lo devolverá tal cual… en esta vida o en otra.

 

Males de ojo y maldiciones

Modalidades de magia negra de menor calibre serían el mal de ojo y las maldiciones.

ojo turco

El ojo turco o Nazar es un amuleto contra el mal de ojo.

¿En qué se diferencian?

El mal de ojo y las maldiciones se diferencian básicamente en que no se utilizan rituales específicos, sino que son los propios pensamientos de la persona (a veces inconscientes) los que generan el daño.

Precisamente en ese detalle radica su peligrosidad: en la inconsciencia. Es muy fácil generar un mal de ojo de forma inconsciente, si se mantiene un pensamiento dañino hacia alguien de forma prolongada en el tiempo.

 

La magia blanca

En este caso los rituales u oraciones se realizan con la finalidad de conseguir propósitos beneficiosos: atraer el amor a tu vida, el dinero, la prosperidad…

Se suelen usar elementos de la naturaleza como hierbas, flores o gemas; y se tiene en cuenta la energía planetaria para buscar los momentos más propicios (eclipses, equinoccios, solsticios, fases lunares…).

También se invoca a la Luz mediante el uso de velas de diferentes colores según la intención.

magia blanca

 

En ocasiones se pide ayuda a entidades superiores pertenecientes al “lado de la luz”, como arcángeles, guías o maestros espirituales.

O directamente, se pide la conexión con el Yo Superior, el Akasha o la Energía Universal.

 

¿Desde donde actúas tú?

Independientemente de rituales y oraciones, TODOS podemos hacer magia.

Nuestros pensamientos y emociones moldean la realidad que vemos, y la intención que ponemos a cada uno de nuestros actos y pensamientos es lo que da fuerza y forma a la materialización.

Y cuando digo intención, me refiero a DESDE DÓNDE focalizas esa intención. Desde qué estado emocional y mental.

  • ¿Lo haces desde el miedo?
  • ¿Desde un sentimiento de frustración o venganza?
  • ¿Desde el deseo de dominar la voluntad del otro?
  • ¿Es porque anhelas que todos te admiren?
  • ¿Actúas desde el ego espiritual, creyéndote mejor que el resto?

 

Por muy buena que sea tu intención, si no la proyectas desde un estado emocional y mental óptimo, no obtendrás los resultados esperados. O los obtendrás, pero no tan rápido como si te proyectaras desde el punto correcto.

Si quieres realizar un hechizo de magia blanca para atraer la abundancia, y lo realizas conectando con tu necesidad de dinero o con un pensamiento de carencia, te va a costar conseguirlo.

O si lo que quieres es atraer el amor de tu vida, no busques “hechizar” al otro. Busca dentro de ti expandir el amor, eliminando esas creencias o patrones mentales de que no te hacen amarte tal cual eres. Cuando una persona se quiere y se acepta tal cual es, lo que emite a su alrededor es una vibración magnética de puro Amor.

 

Espero que el artículo te haya sido útil y te ayude a encontrar tu “desde dónde” más óptimo para conseguir todo lo que te propongas.

 

Con amor,

maribel bernal

 

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *