Teleradiestesia, o cómo detectar geopatías sobre plano


La teleradiestesia es la capacidad de detectar energías y geopatías sobre un plano.

Es la radiestesia a distancia.

¿Funciona la radiestesia a distancia?

La evidencia basada en mi experiencia personal me dice que si, aunque oficialmente la ciencia lo niegue  (al igual que niega cualquier cosa que se salga de las líneas oficiales del pensamiento científico actual).

Por otra parte, las investigaciones en física cuántica demuestran cada día que hay cosas que a priori parecen escapar de cualquier tipo de lógica, y que, sin embargo, son reales.

Yo confío en que algún día la ciencia se digne a investigar seriamente los fenómenos energéticos, ya que negarse a investigar algo es el pensamiento menos científico que pueda haber, ¿no creéis?.

Hemos pasado del dogma religioso al dogma científico, y de esa forma poco se puede avanzar.


Otra cosa es que no interese investigar los fenómenos energéticos ya que se pondrían en evidencia las enormes capacidades que tiene el ser humano para autogestionarse y autocurarse, haciéndolo menos dependiente del sistema.

Pero en fin, eso es ya otro tema del que podríamos hablar horas y horas… y no quiero irme por las ramas 🙂

La ventaja de la teleradiestesia es que permite acceder a lugares donde físicamente sería difícil llegar, o explorar grandes extensiones de terreno en poco tiempo.

¿Qué explicación tiene?

Pues sinceramente no puedo ofrecer ninguna explicación, más allá de que se basa en la capacidad mental que tenga el radiestesista de concentrarse y de conectar energéticamente con la información del lugar a través del plano.

La teleradiestesia requiere todo un proceso...

En general, cualquier metodología requiere un tiempo de aprendizaje y práctica, para coger soltura.

La detección de geopatías requiere “familiarizarse” primero con las energías que vas a detectar.

Por eso, comenzar practicando durante un cierto tiempo la detección de geopatías in-situ es lo más recomendado, antes de iniciarte en la teleradiestesia.

También se necesita tener soltura con el péndulo, ya que si dudamos continuamente de los resultados, si nos enredamos todo el rato en “¿me habrá dicho la verdad?”… pues la exploración de un plano se puede alargar excesivamente. A parte de llevarnos al cansancio mental, cosa que no hará más que entorpecer el proceso.

Una de mis primeras experiencias con la teleradiestesia consistió en la armonización de una escuela.
Fue una experiencia muy bonita y que además me permitió descubrir cosas interesantes…

Con amor,

Maribel.

 

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *