Especial “Noche de ánimas”


Hola amig@,

esta noche se celebra la Noche de Ánimas, la víspera del día de Todos los Santos. Tradición que tiene su origen en la cristianización de la celebración celta de Samhain (fin del verano). Por influencia cultural hace unos años que aquí también lo denominamos Halloween (All Hallows’ Eve).

Pero no he venido a hablar de los orígenes de Halloween. Si cotilleas un poco por St.Google encontrarás artículos mucho más documentados y completos sobre el tema, seguro.

Yo he venido a hablarte de las ánimas.

¿Preparad@?

 

Las ánimas bloqueadas

Uno de los parámetros que mido en el estudio previo a la armonización de una vivienda, es el porcentaje de influencia negativa por almas bloqueadas.

¿Qué es un alma bloqueada?

Es la energía de una persona fallecida que sigue presente en el lugar donde vivimos. Puede ser que esté ligada a nosotros mismos (y por eso se quede en la casa, que es donde más tiempo solemos pasar). Puede ser una persona que hubiera habitado en esa vivienda anteriormente, o incluso puede ser porque lo haya hecho en un edificación anterior al edificio actual.

En todo caso, es una energía que no debe de estar ahí. Simplemente porque ya no le toca estar en este plano de existencia.

 

¿Me pueden hacer daño?

Según mi experiencia, en el 90% de las casas que he estudiado había al menos un alma bloqueada. Y nadie se había percatado. Eso quiere decir que la mayor parte de nosotros convivimos a diario con lo invisible y no nos damos ni cuenta (yo me incluyo).

En términos generales, un alma bloqueada no te puede hacer más daño que el que te haría un microondas o un router wifi: perturbar tu vibración.

Pero además estos casos tienen unas peculiaridades importantes que te voy a explicar a continuación.

 

Cómo te pueden afectar

Grado total de afectación: objetiva + subjetiva + sensibilidad personal

 

Afectación objetiva:

Las almas bloqueadas perturban tu campo magnético, creas o no creas en ellas.  - Tuitéalo       

Tener un familiar fallecido rondando por la casa no es nada positivo. Aunque esa persona se haya quedado por amor, o con el afán de protegerte o cuidarte, su nivel vibratorio es tan bajo que lo que hace es todo lo contrario: te debilita el aura.

 

Afectación subjetiva:

Si tienes la capacidad de ver u oír a los que ya no están vivos es posible que lo hayas pasado bastante mal… sobre todo durante tu infancia, si no has estado lo suficientemente acompañ@ emocionalmente.

Es posible que tengas la capacidad de ver “por el rabillo del ojo”, notar sombras que pasan, o movimientos, o un sexto sentido que te hace darte cuenta de que hay algo rondando por ahí. Pero no es lo mismo percibir vagamente algo que verlo claramente. No es igual notar una corriente de aire que ver a un señor caminar por el pasillo. ¡El susto en el segundo caso es muuucho mayor!

Esta afectación subjetiva es el plus de sufrimiento emocional que te causa el convivir con estas entidades, a las que puedes ver u oír. Esto obviamente afecta a tu calidad de vida.

 

Sensibilidad personal:

Conozco a algunas personas que son un imán para atraer a las entidades desencarnadas.

Son personas que tienen la capacidad de orientar a las almas hacia la luz, pero la mayoría de las veces estas personas no son conscientes de su capacidad (en esta sociedad nadie te entrena para ello). ¿Qué pasa entonces?

Si tú eres una de estas personas, es posible que las almas bloqueadas se te enganchen al aura y lo notes con síntomas físicos:

  • dolores de cabeza intensos.
  • no reconocer pensamientos como propios.
  • pinchazos en las piernas o los brazos.
  • mucha tristeza o angustia.
  • sensación de llevar mucho peso en la espalda.

Los casos que he conocido suelen ser personas que trabajan de cara al público o en profesiones en las que están en contacto con algún tipo de sufrimiento: enfermeras, dependientas, funcionarios…

 

¿Cómo me protejo?

Existe técnicas de protección personal, pero lo que yo te recomiendo es MANTENER ALTA TU VIBRACIÓN. Mientras más alta sea, más dificil será que se te enganchen cosas.

No conectar con situaciones, personas, noticias… etc, que te hagan bajar la vibración. Alejarte de personas tóxicas. Mantener una buena higiene emocional. Meditar. Tocar mucha tierra. Ir a la naturaleza. Intentar evitar ir a sitios donde exista mucha concentración de gente (centros comerciales, discotecas, campos de fútbol…).

También existen técnicas para elevar la energía negativa que nos rodea, que ya desarrollaré en profundidad en siguientes posts. No te preocupes que no te dejaré sol@ con el marrón 😉

 

 

¿Y los poltergeists?

El fenómeno de los poltergeist no es tan simple como el de las almas bloqueadas. En estos casos no puedo decir que la afectación sea como la de un router wifi porque, evidentemente, el nivel de angustia de una familia que convive con fenómenos de tipo poltergeist es muy grande y no se debe tratar a la ligera.

Por suerte estos casos (por mucho que la televisión y las películas digan lo contrario) no son habituales, así que puedes estar tranquil@.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo?
Apúntate y recíbelos gratis en tu email

Además recibirás gratuitamente mi ebook "Gemoterapia para autotratamiento"

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *